El avance tecnológico ha dotado a estos sistemas de prestaciones interesantes que facilitan el diagnóstico y manejo de imágenes radiográficas.

En la radiologia tradicional, ademas de ser demorosa por procesos químicos que se realizan para el revelado de las imagenes, se emite una alta cantidad de radiacion para que las placas sean gravadas con la imagen requerida.

La radiología digital es mucho mas practico ya que son imágenes de rayos x en el que utilizamos sensores, en lugar de películas fotográficas tradicionales, lo cual es mas rapido en el proceso de ver la imagen, y poco riesgoso, ya que la cantidad de radiacion que se emite para estas tomas son minimas a comparacion de un RX tradicional.

Es decir, por 1 toma tradicional, podemos realizar 10 digitales, al reducir este riesgo y ampliar la cantidad de tomas podemos realizar tratamientos con un control mas exacto e inmediato, dando mayor seguridad a nuestro paciente.